Experimento cognitivo

26 Feb

Hace unos días me topé con uno de esos vídeos curiosos que circulan por internet que dejan cierto poso. Se me ha venido a la cabeza para realizar un pequeño experimento con él y me encantaría que participaras. De cara al coaching y la inteligencia emocional, también la vida virtual nos ofrece aprendizajes que no están en los libros.

Lo mismo lo has visto ya, pero en cualquier caso te propongo que antes de darle al “play”, enciendas el modo consciente de tus pensamientos, en formato narrador en tercera persona interior. Es decir, que pruebes a anotar mentalmente la clase de pensamientos que te vienen a la cabeza tal y como surgen, sin juzgar ni ponerles etiquetas de buenos o malos.

Y sin más dilación, el vídeo. Para lo que nos concierne, apenas 2 minutos de atención activa:

¿Curioso? ¿Qué te ha parecido? ¿Con qué clase de pensamientos te has encontrado? ¿Son frecuentes? ¿Actúas en base a ellos?

En mi caso, entretejidas junto con expresiones de sorpresa, curiosidad y cierto apoyo, había otras más enjuiciadores del tipo: “vaya pintas”, “menudo pintor de brocha gorda”, “sí sí, mucho arte”… incluso un segundo antes de que el autor diera la vuelta al lienzo hubo alguno por ahí de “vamos, igualito… qué artista”. Y acto seguido un zas en toda la boca inapelable, sabroso. En mi caso, para los sarcasmos e ironías limitantes.

¡Gracias!

A ver, tengamos claro que tener esta clase de pensamientos enjuiciadores no me convierte automáticamente en un mal pensado. En términos de coaching y psicología cognitiva, es bueno ser consciente de ellos para generar otros más saludables. Sin negar que somos una mezcla de luces y sombras y que tampoco queremos vivir en la casa de la pradera. Precisamente, al ser consciente tendré más poder para contrarrestarlos, limar estas disonancias internas, y actuar en base a otros pensamientos que me permitan mostrar una conducta más efectiva y “ecológica”. Por ejemplo, tener algo más de paciencia para esperar hasta el final y que la otra persona pueda mostrar su talento, pues muchas veces no damos ni dos minutos.

Estas tomas de conciencia son muy importantes para empezar a cambiar ciertos comportamientos que no nos terminan de convencer. Los pensamientos son grandes catalizadores de sentimientos y aplicando un poco de psicología, podemos conseguir que éstos no nos desborden y conseguir resultados más satisfactorios. Unir mente y corazón, por así decir.

Y en el otro lado, cuando nos toca hacer de artistas, ante una entrevista de trabajo o una cita, podemos intuir y anticiparnos a posibles pensamientos enjuiciadores de los otros para prevenir reacciones propias… y, como ha hecho el prota del vídeo, jugar con la sorpresa para dejar a nuestro público con la boca abierta.

A modo de muestreo, ¿quieres compartir tus pensamientos, también sin juicio alguno?

Anuncios

4 comentarios to “Experimento cognitivo”

  1. Benjamín Recacha febrero 26, 2013 a 22:48 #

    Confieso que antes de empezar a ver el vídeo mi primer pensamiento ha sido: “Sí, claro, un cuadro en 90 segundos. A cualquier cosa le llaman arte…” Mi hermano es pintor, de los buenos, de los que se pueden pasar meses trabajando en una obra. El resultado es siempre espectacular. Piensas: “Me parece increíble que alguien pueda hacer algo tan bonito con un pincel, con lo difícil que es”. Bien, pero sólo ha sido el primer pensamiento. Cuando le he dado al play he decidido esperar a ver qué pasaba, y conforme se acercaba el final de la cuenta atrás me iba impacientando porque lo que aparecía en el soporte era bastante decepcionante, la verdad. Con el ‘0’ en la pantalla he pensado: “Pues a ver qué narices explica el ‘iluminao’ este”, pero apenas he tenido tiempo de pensar nada más, porque en cuanto le ha dado la vuelta al cuadro he exclamado un sonoro “¡Hala!”, y debo decir que me sentido muy bien; realmente quería que la ‘performance’ tuviera un final feliz.

    Gracias una vez más, Diego, por estos ‘artículos-experimento’ tan interesantes. Un abrazo!

    • Diego Caminero febrero 27, 2013 a 0:21 #

      jajaja, qué bueno!! Exacto, me encanta este alarde de 3ª persona interior, siempre me resulta curioso los diálogos que podemos mantener con nosotros mismos. Más aún si son compartidos con este estilo. Reconocernos con humor en nuestras luces y sombras.

      Me sumo a esa alegría por el final feliz, gracias a ti por leer y apoyar. Un abrazo!!

  2. montsestevez febrero 26, 2013 a 23:52 #

    La verdad yo si desde un principio pensaba que era algún dibujo que solo tendría sentido viéndolo de lejos o algo así algún efecto visual aunque no estaba segura cual, por un momento también pensé que sería algo proyectivo como para que cada quien viera algo diferente, de todos modos me he quedado boca abierta!
    muy bueno!

    • Diego Caminero febrero 27, 2013 a 0:08 #

      Sí, la verdad es que yo también iba por esa línea, además de lo que escribí… más viendo cómo los miembros del jurado buscaban el truco. Al final, consiguió un resultado doblemente bueno. ;)

      Gracias por tu comentario!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: