RIP RIP Hurra!!

23 May

Que la vida es frágil no es ningún secreto. Una tarde como otra cualquiera, sales de trabajar tranquilamente y te dispones a vaciarte una señora birra en el bar de al lado con los colegas, hasta que aparecen dos enajenados que acortan tu vida drásticamente a machetazos.

El fin de tus días se convierte en noticia y cientos de miles de personas, entre atónitas e incrédulas, contemplan cómo uno de tus asesinos habla a una cámara que pasaba por allí, con una pasmosa tranquilidad de palabras ensangrentadas.

Sin querer, te conviertes en otro símbolo anónimo más de nosequé guerra. Y tu vida acaba tan repentinamente como empezó. Con más probabilidades aún si estás fuera de esta burbuja afortunada que es Occidente.

La muerte está en nuestras vidas como una cotidianidad no deseada, un secreto a voces que pasa de puntillas con su guadaña. Para todos los que estamos leyendo esto ahora, la muerte es algo que les pasa a los demás. De momento. Nos basta con hacer zapping vital.

Hubo un tiempo en que abracé el Negro, mucho antes de Juego de Tronos. Subido a lomos del death metal, me costaba aceptar el continuo vida-muerte, un poco encontrar el sentido, el para qué de todo esto.

Sí, ya sé que suena muy filosófico y no, no voy a evangelizar acerca de algún Dios en el que no creo. Pero sí creo en el poder movilizador del propósito y el para qué. Y aquí un vídeo curioso, a ver qué te inspira:

A mí, que la vida es una línea con un principio y un final. Ser realmente consciente de que nuestros días están contados, puede ser una excelente fuente de motivación.

Es como cuando ves por la calle a alguien despeinado y tú te peinas. O cuando ves a alguien encorvado a causa de su chepa y tú te pones recto como un palo. La muerte puede tener este papel, nos espeja la realidad que nos espera, aunque nos asuste porque no somos dueños de ella. Sin embargo, sí podemos ser dueños de lo que hacemos cada día.

Un amigo y compañero de trabajo de mi época publicitaria tiene la fuerte creencia de que un día que pasa es un día menos para hacer algo grande. Y gracias a ello ha progresado mucho en su profesión, que es donde él ha enfocando esa grandeza. Ha recogido premios grandes y está en una agencia de las grandes. Se esfuerza por vivir su grandeza todos los días. Y por supuesto, también tiene sus carencias.

Por mucho que a veces nos empeñemos en lo contrario, somos una simbiosis de luces y sombras. Simbiosis entre impulsos vida y muerte, en un continuo. Porque una relación parasitaria de uno u otro lado, nos puede convertir en un insípido Ned Flanders santurrón o, por el contrario, en una máscara correosa y afilada, ideal para pinchar globos ajenos. El lado oscuro es tentador. A todos nos gustan los “malos” que dan juego, pero cuidado con el exceso de ácido. Quema.

Todos conocemos casos de gente que ha dado un giro importante después de un accidente o una enfermedad grave. También puede suceder cuando lo vemos en la piel de alguien muy querido. Es cuando la vida misma te planta en la cara una pregunta: ¿Si te fueras a morir mañana, seguirías haciendo lo que estás haciendo ahora? Vale, y ahora más allá de esas imágenes de viajes, fiestas y orgías… ¿seguirías haciendo lo que has hecho este último año?

Muchos tememos ese momento que se acerca el final, contemplar nuestra vida y decir: ¡madre, qué desperdicio! Que nos queden muchas cosas por tachar de nuestra lista, si es que tenemos lista. Porque no es fácil saber lo que queremos.

Para ello, con un poco de psicología y creatividad, te propongo un ejercicio: escribe tu propio epitafio en 20 palabras. Así, como suena.

epitafio

Más allá de ingenios y bromas, que si te salen, también. Más que tener un epitafio que sea trending topic en twitter, lo mejor es llegar a algo que sea significativo, importante y concreto… para ti. Por mucho que sea plano y ñoño, si es lo que quieres, vale. ¿Cómo quieres que te recuerden? ¿Qué te gustaría poder decir? ¿Hay algo que quieras dejar? Exprésate en 20 palabras, para que cada una cuente, porque la vida misma es el elegir en qué empleas tu tiempo y tus recursos.

Según como lo plantees, la muerte es sólo el principio… para celebrar el resto de tu vida. Y espero que te quede mucho por delante para hacer realidad  tu epitafio.

Anuncios

13 comentarios to “RIP RIP Hurra!!”

  1. olivier lecerf mayo 23, 2013 a 14:57 #

    Otro enfoque “más oscuro” pero cierto para no perder tiempo y su vida…Intentaré aplicar esto, cojo un papel y un bolígrafo ahora mismo y me apunto lo que quiero.
    El primer video me ha dejado …….sin palabras…
    Menos mal que el segundo te vuelve a sacar una sonrisita.
    Chapeau! Merci! Amigo S….tal S…….tal ;-)

    • Diego Caminero mayo 23, 2013 a 15:43 #

      Aunque suene típico, la luz es más brillante en la oscuridad. Ambas son necesarias para una vida completa. Lo que importa es el mix, eh?

      Yo también me quedé así :s al ver la noticia ayer, me parece algo increíble. Pero gracias a eso salió este post. Está bien trabajar la capacidad de darle la vuelta a las cosas. Incluso hacernos preguntas incómodas, eh?

      Me alegro por esa sonrisica

      Un abrazo y muchas gracias, espero leerte por aquí más a menudo ;)

  2. Benjamín Recacha mayo 23, 2013 a 16:45 #

    Inspirador, como siempre. Voy a pensar en lo del epitafio y cuando lo tenga te aviso…

  3. Laurita mayo 27, 2013 a 18:36 #

    lo he pensado mucho ya que la muerte acecha por mi vida desde hace unos años y me ha dado otro punto de vista de la vida… de mia vida y de los “problemas” que en ella habia o hay y de la de los demas.
    lo primero…quiero que me incineren. Pero en el caso de que no me hicieran caso… no escribiria nada… Dejaria libertad para que cada persona me describiese segun la etapa en la que me ha conocido…

    mi epitafio seria una pizarra vacia (estamos en crisis mejor post-it) en la que se almacenasen todas las cosas que la gente piensan de mi y me que me definieron como persona…. conformando asi mi epitafio

    poniendome en su piel… seguramente muchos de los cercanos coincidirian, “invalid command”; “fatal error during installation”, “¿porque no elegiria la pastilla azul?”, “hogar con vistas al futuro”, “Bienvenido al mundo real”, “volveremos a vernos… pero aun no”, “sólo hay una regla: si algo se mueve, a matar”

    • Diego Caminero mayo 27, 2013 a 20:55 #

      Hola Laurita.

      En ese sentido que dices, hay grandes epitafios en prensa escrita, donde los familiares y amigos le dedican unas últimas palabras al que se ha ido. Así, podrían cumplir tu deseo para que te incineren (el cual comparto).

      Has hecho un gran ejercicio a la hora de ponerse en su piel, y dan mucha información. Lo bueno es que aún falta el tuyo: ¿qué te gustaría que dijeran? ¿qué te gustaría poder decirte a ti misma? ¿quizá ese nuevo punto de vista ante la vida te dé el enfoque necesario para cambiar algo que no te guste y que dé lugar a otras palabras escritas?

      Me ha parecido muy bonito el detalle de la pizarra (o los post it), gracias por tu compartir en esta pizarra virtual.

      • Laurita mayo 28, 2013 a 10:55 #

        te equivocas… ya he dicho lo que me gustaria… ;) bienvenidos a mi nuevo hogar. Sentiros como en casa. Esa soy yo

      • Diego Caminero mayo 28, 2013 a 14:02 #

        Espero que tú también te sientas como en casa. Gracias por dar la bienvenida y compartir ese nuevo hogar desde aquí.

  4. Benjamín Recacha mayo 31, 2013 a 0:56 #

    He estado dándole vueltas, buscando alguna frase original, ocurrente como la de Groucho, algo que me definiera como persona, y al final he optado por una lista de 20 palabras. Como Laurita, yo también querría que me incinerasen y, lo más importante, que mis restos los arrojaran en algún punto del Valle de Pineta, en el Pirineo Aragonés, a poder ser desde lo alto del Balcón de Pineta. Como no habría lápida que poner, podrían gravar mi epitafio en alguna roca. Ahí va (advierto que tengo un concepto bastante elevado de mí mismo…):

    “Libre, noble, sincero, honesto.
    Optimista, alegre, amable, leal.
    Amigo, hermano, padre, hijo.
    Amante, escuchante, solidario, tolerante.
    Periodista, escritor, inconformista, luchador.”

    ¿Qué tío tan genial, no? Pues claro, no me iba a fustigar aquí, en público. Un abrazo!

    • Diego Caminero junio 3, 2013 a 13:22 #

      Pues desde luego tendrías buenas vistas. De no poder esparcirme por el espacio, creo que también optaría por un entorno montañoso.

      Oye, suena realmente bien lo que escribes! Te veo bien y no me parece que se aleje mucho de la realidad. Sin duda esas cualidades son el punto de partida de algo grande, tallado con pasión en la roca. Es un proceso de ir al finando hasta que salte la chispa!

      Te confieso que yo todavía estoy profundizando el mío hasta que me resuene. De momento, sí que he conseguido una presentación personal de mi momento actual en 20 palabras: Siembro la realidad de los sueños con ilusión y cariño. Yo soy el aire en donde se enciende la llama.

      Muchas gracias por compartirlo, un abrazo grande y buen lunes!

  5. Amalia junio 4, 2013 a 1:44 #

    Estoy hace casi un mes en un hospital debido al ingreso de un pariente cercano, y después de lo que he vivido, al ver el segundo vídeo echo de menos la opción nacimiento-muerte digna/muerte. Es algo que no me había parado a pensar, y me he encontrado con ello de golpe. Y lo de mi epitafio sí que lo tenía pensado. Yo también quiero que me incineren, y antes de ello sonarán partes de ciertas canciones que ya estoy pensando, nada tristes por supuesto, porque no lo soy, y que serán mi mejor epitafio, además me gustaría que las tarareasen, yo lo haría

    • Laurita junio 10, 2013 a 10:06 #

      yo estoy en una situacion parecida y por eso mi amiga y excuñada me mando este post cuando lo leyo… mucho animo. Sé que mal de muchos, consuelo de tontos pero … ella y yo estamos en la misma situacion (solo que ella de algun modo ha encontrado una paz mental despues de todo lo que ha vivido…) te deseo mucha suerte y estoy contigo en lo de la muerte digna. deseo que llegue algun dia…

      • Amalia junio 11, 2013 a 0:31 #

        Justo en el momento de pensar en esa posibilidad, mi corazón me apretó y me hizo llorar, pero mi cabeza lo vio tan claro que dejé de llorar por pena y lloré por alivio. Ahora ya sé que es una de las cosas que debo tener arregladas. ¡Y que llegue tarde! ¡Rip Rip Hurra!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: