Los abuelos no la saben meter

14 Nov

A fe que no es fácil de huir el tema de moda en Madrid. Se ve, se huele, se palpa. Hacía mucho que no me encontraba con la Señora Basura. Más o menos desde Fraggel Rock . Y ya sabes que es un clásico el no ver a alguien en años y en pocos días encontrarte a ese alguien repetidas veces en los sitios más insospechados. Algo así sucede con la Señora Basura, sólo que es en cada esquina y a todas horas. Es un poco cansino y a Mr. Hyde le dan ganas de darle a la botella, para qué vamos a decir otra cosa.

Así que por un momento huyamos de la basura capitalina, en espera que hagan su aparición estelar las ratillas cantarinas.

Hoy traigo un post cortito, en formato vídeo de una acción curiosa y bastante divertida, un digno experimento urbano acerca de jugar con los prejuicios. Psicología e inteligencia emocional de cancha de asfalto. Imaginaos una de estos partidos callejeros americanos y los clásicos chuleras de barrio en formato negro de dos metros jugando un partido. Hasta que uno de ellos se lesiona y piden que entre alguien del público. Todo es normal excepto que el que recoge el guante es un viejales que se tira hasta los calcetines sin tocar aro. ¿Qué crees que sucede?

Los abuelos no la saben meter. O tal vez sí.

Me encantan las caras y los gestos del principio, todo un estudio de lenguaje no verbal. Parece mentira, pero este efecto de subestimar a alguien en base a las apariencias, explica los numerosos timos que sigue habiendo hoy en día, que ni mucho menos quedan en las películas. Y hay quien es experto en jugar con los prejuicios ajenos para sacar partido, en muchos otros campos de la vida. La otra cara de la moneda de prejuzgar.

Muchas veces los prejuicios nos limitan a nosotros tanto o más como limitan nuestra concepción de los demás.

La idea sigue el esquema de una escena de la película “Los blancos no la saben meter” (que en inglés es más acertado: White men can´t jump), en la que Woody Harrelson, que va de blanquito white trash inútil, y se la juega a Wesley Snipes en un partido canchero. Siempre me hizo mucha gracia, y mira, aquí tenemos el mismo juego con Kyrie Irving, una estrella de la NBA que se convierte en su abuelo. Un experimento urbano apadrinado por una marca a modo de broma, pero que ahonda en lo comentado en esta otra acción.

Somos lo que parecemos. Y también mucho más de lo que parecemos.

Y a ti, ¿te ha pasado algo parecido? ¿Te has llevado una sorpresa con alguien que te ha dejado ojiplático?

Anuncios

4 comentarios to “Los abuelos no la saben meter”

  1. Benjamín Recacha noviembre 14, 2013 a 18:12 #

    Jajaja! No lo había visto aún. Es realmente bueno. Lo que me parece más destacable es que la gente no sospeche de ese vejestorio machacando el aro. Está claro que todos quieren creer que realmente un señor de 70 años mínimo puede hacer esas cosas, así que los prejuicios y burlas iniciales se transforman en entusiasmo y empatía absoluta. Se dejan llevar. Me hubiera gustado saber si al final les explican el truco…
    Dale recuerdos a la Señora Basura y le dices que no la echamos nada de menos por aquí… Menudo tema para un buen post el de la huelga y la (no) gestión del asunto por parte del Ayuntamiento. Y luego seguirán loando las excelencias de las privatizaciones. Lo dejo, que me desvío del tema… Un abrazo!

    • Diego Caminero noviembre 19, 2013 a 14:03 #

      Sí, a mí también me hubiera gustado verlo. Me da que sí, por cómo está montado, al igual que ya sospechan de algo raro, sobre todo cuando hace el mate. Ya cuando bota hay sorpresa. Me gusta cómo se transforman esos prejuicios, aunque es verdad que es porque hay una realidad innegable: un viejo te está machacando.

      La historia es cuando la realidad no es tan evidente o mandamos a ese viejo al banquillo a las primeras de cambio…

      Y sí, mañana tengo pensado un post al respecto de la basura, ahora que parece “solucionado” el tema. Abrazo desde el parquet!

  2. Amalia noviembre 18, 2013 a 2:55 #

    Vaya verbos: subestimar, prejuzgar…Pues yo creo que por ahí hemos pasado todos, no creo que aparezca alguien tirando la primera piedra. Y además hemos pasado con el verbo en activa y en pasiva y ya en plan zombie total hay quien se lo aplica a sí mismo…..Yo tuve hace muchos años un escarmiento con una compañera de trabajo, así que procuro no ejercer, aunque no siempre lo consigo.
    El vídeo está simpático y a mi el “viejete” me da una envidia…..
    Ah, dile a Batman que en Madrid, en la Puerta del Sol, ya está instalado el árbol, que no “prejuzgue” a Robin, jajajaja

    • Diego Caminero noviembre 19, 2013 a 14:06 #

      El no que haya pasado por eso que tire la primera mandarina, o la piedra, como decía el gran Montes, Vilmaaaaa.

      Se trata de eso, de estar atentos cuando el prejuicio se convierte en profecía autocumplida, sin hacer caso de las señales que nos da la realidad. ¿A cuántos “viejos” les hemos mandado al banquillo sin darles una auténtica oportunidad?

      En mi opinión, Batman sabe lo que se hace, por mucho que el turrón ya esté en el súper desde hace dos semanas… cada cosa a su tiempo, que si no nos saturamos antes, eh?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: